¿Qué visitar en Granada durante una escala en un crucero?

Publicado por agog el 19/08/2019.

Granada es una pequeña joya situada en el corazón de la provincia del mismo nombre, en el sureste de Andalucía. Granada es uno de los destinos andaluces con más encanto, resultando excepcional gracias a las numerosas joyas arquitectónicas y culturales que allí se encuentran. La ciudad suele ser visitada durante un crucero por el río Guadalquivir pues, desde Sevilla, es habitual ofrecer una excursión a Granada. Un viaje de unas 3 horas permitirá visitar ambas ciudades.

El complejo palaciego de la Alhambra

Es el monumento que, sin duda, hay que ver en Granada a lo largo de una escala de crucero fluvial con cruceros.es en el Guadalquivir. El “Palacio Rojo” es la antigua residencia de los gobernantes moros y se sienta sobre la colina de al-Sabika. En este complejo palaciego de 140.000 m², se puede pasear por los palacios nazaríes y, mientras se camina, descubrir la delicadeza de las exóticas esculturas y mosaicos de las paredes. También merece una parada el emblemático Patio de los Leones, con sus 124 columnas de mármol.

Jardines del Generalife

Durante una visita a la Alhambra, no hay que perderse los jardines del Generalife. Este suntuoso lugar deleitará la vista de los visitantes gracias a su ornamento de arbustos y rosas, así como sus chorros de agua, estanques y fuentes. El olor de hierbas aromáticas mezclado con el de la huerta completa el celestial ambiente del lugar. El Generalife es, nada más y nada menos, la antigua residencia de verano de los gobernantes nazaríes y fue construida entre los siglos XII y XIV.

La Fortaleza de la Alcazaba

Construida en el siglo XI, la Alcazaba es el corazón de la ciudadela de la Alhambra. La fortaleza y el bastión militar sirvieron de base para la construcción del complejo palaciego. Aunque es la parte más antigua del lugar, la construcción ha permanecido maravillosamente intacta. Esta visita es perfecta para acceder a una de las torres, como la Torre de la Vela, que muestra una magnífica vista de la ciudad de Granada.

El Barrio del Albaicín

Después de visitar la Alhambra, la mejor opción es acercarse al antiguo barrio árabe del Albaicín, situado en la colina cercana. Considerado uno de los barrios más pintorescos de Granada, el Albaicín se reconoce por sus magníficas casas de paredes encaladas. Nada mejor que pasear por sus estrechas calles empedradas y dejarse abrumar por el animado ambiente del lugar. Sus numerosas tiendas y pastelerías otorgan al centro del barrio un aire de “zoco”. Otras visitas “obligadas” en el Albaicín son Dar al-Horra, palacio árabe del siglo XV, y la Iglesia de San Nicolás. Justo al lado se encuentra el famoso Mirador de San Nicolás, desde el que se puede admirar una vista excepcional de la Alhambra y, por supuesto, de Sierra Nevada. El Bañuelo es uno de los pocos baños árabes que los reyes españoles salvaron durante la reconquista de Granada. Situado en un edificio árabe, este hammam es el mejor conservado de Andalucía. Durante la dominación morisca, los habitantes acudían a él para relajarse y comerciar.

El Barrio del Sacromonte

El Sacromonte es, al igual que el Albaicín, uno de los barrios más bellos de Granada. Ubicado en el cerro de Valparaíso, este barrio gitano, cuyo nombre significa literalmente “montaña sagrada”, es especialmente famoso por sus viviendas construidas en cuevas. Una visita destacada es, por lo tanto, el Museo “Cuevas del Sacromonte”, donde es posible descubrir un complejo de once casas edificadas, directamente, en la roca. El recorrido por el museo también se puede aprovechar para conocer más sobre la historia, la cultura y las tradiciones de la gente local.

La otra Granada que no hay que perderse

La ciudad posee otras arquitecturas interesantes como, por ejemplo, la Capilla Real y la Catedral de Granada. Construida a principios del siglo XVI, la Catedral fue finalizada después de más de 200 años. Edificada en homenaje a la Virgen de la Encarnación, es un edificio religioso único pues presenta diversos estilos arquitectónicos con elementos barrocos, góticos y renacentistas. En su interior, la Catedral contiene dos órganos del siglo XVIII, perfectamente conservados, y una magnífica serie de capillas. Dedicada a San Juan de Dios, la Basílica de San Juan de Dios también guarda mil sorpresas para los visitantes. En este edificio, las paredes, los techos y los pilares están totalmente cubiertos de oro. Las numerosas esculturas de madera, el magnífico altar y la gran cantidad de pinturas de las paredes sorprenderán. Al salir de la Basílica, resulta perfecto dirigirse hacia el jardín del Carmen de Los Mártires. Este lugar posee varios jardines de distintos estilos, sobre todo franceses e ingleses. Antes de embarcar de nuevo en el barco, nada mejor que disfrutar de un momento de tranquilidad en el Patio de los Nazaríes.

Los comentarios están cerrados.

Copyright © 2019 - ¿Qué visitar en Granada durante una escala en un crucero? -::-
- - -
Creado con ❤︎ por acuabit

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información