Consejos y normas de actuación con los gatos de la Alhambra de Granada

Si alguna vez has visitado el conjunto patrimonial y monumental nazarí seguro que has visto a los gatos de la Alhambra, de hecho podemos encontrarlos con frecuencias por muchos lugares llamando la atención de los visitantes.

De hecho podemos encontrar en redes sociales como Instagram fotografías realizadas por los visitantes a estos simpáticos felinos que nos resultan simpáticos a todos y queremos interactuar de algún modo con ellos como jugar o darles de comer.

Por ello desde los organismos oficiales se quiere regular la forma de actuar con los gatos de la Alhambra mediante un programa que incluye una serie de consejos y normas de actuación que se debe de seguir con ellos para asegurar su buen mantenimiento.

Consejos para tratar a los gatos de la Alhambra

Se está promoviendo un interesante programa para el control y la convivencia con estos felinos en el entorno monumental nazarí para que los gatos se encuentren siempre en las mejores condiciones y la forma de tratarlos. A continuación de contamos algunas de las claves que se comentan en este programa.

Alimentación: no hay que darles de comer ya que cuentan con puntos de alimentación que son controlados para que siempre tengan alimento disponible.

Interactuar: todos nos sentimos tentados de jugar con ellos y a pesar de que los gatos de la Alhambra al estar en un lugar tan concurrido de gente están acostumbrados a tener cerca personas, no se deben tocar porque su reacción es imprevisible como es lógico por el contacto con una persona desconocida.

Informar: si cualquier visitante al monumento nazarí ve algo que considere extraño, un comportamiento inadecuado de una persona o ve problemas en alguno de los gatos de la Alhambra, se debe de comunicar a alguno de los miembros del recinto para que puedan actuar en consecuencia.